lunes, 29 de octubre de 2012

En Australia

Ya hace 2 semanas que llegamos a casa, y entre maletas, resfriados y visitas de amigos que hace mucho tiempo que no vemos, no hemos parado. Lo más importante ha sido establecer una rutina para Maya, ya que lógicamente llegamos cansadísimas y el jetlag parecía no abandonarnos durante algunos días.

Pero ya estamos bien.

Tengo que decir que Maya fue una auténtica campeona en nuestro vuelo de Barcelona a Melbourne (con parada en Dubai y Kuala Lumpur). Se portó estupendamente, y nos fue genial. Yo estaba preocupada por viajar tantas horas y en tantos aviones con ella sola pero no tuvimos ningún problema.
Ella durmió estupendamente y eso fue lo que marcó la diferencia. Sobretodo en el primer vuelo, que no coincidía con nuestra noche ni nada pero durmió una siesta de casi 3 horas y el resto fue como la seda.
En el segundo vuelo, también de 7 horas de Dubai a Kuala Lumpur, casí estuvo durmiendo todo el rato y a pesar de que se despertó muchas veces, la puse a dormir de nuevo casi immediatamente.
En el tercer vuelo (de Kuala Lumpur a Melbourne), estuvo despierta y haciéndole sonrisitas a todo el que se pasaba por al lado. También durmió buenas siestas.

Así que yo contentísima porque ella estaba muy a gusto.
Yo no dormí, claro, y medio comí mal pero estaba muy relajada porque Maya estaba a gusto.

Desde que llegamos, hemos tenido visita con la pediatra. Maya ya pesa 7,4 Kgs y mide 66,5 cm así que está muy grande para sus 5 meses que tiene.