miércoles, 3 de agosto de 2011

Tengo a mi hermana en casa

Ah, la felicidad de encontrar a Mimi y Robert en el aeropuerto es inexplicable.
Llegaron un poco antes de lo previsto, el avión iba con adelanto, asi que no tuve que esperar nada y salieron por la puerta de Llegadas.

Que alegria, que abrazos!
Ayer estaban cansados pero yo no fui a trabajar y pasé la tarde con ellos.
Poniéndonos al día, enseñándoles mi barrio, tomándonos un café mientras esperábamos a Paul.

Hoy Miriam y Robert están paseando por la ciudad de Melbourne.
Les ha salido el sol y les ha llegado el buen tiempo - estamos a 22C (en pleno invierno!).
Acabo de volver a la oficina, los he visto para comer.
Estoy tan feliz. Tan tan feliz.

1 comments:

monica dijo...

Cómo va? seguro k estupendamente, no? y eso, feliz, feliz, feliz, k b!disfrutad mucho.
Un besazo.