jueves, 7 de julio de 2011

Muleteando

Y no como los toreros. 
Resulta que el otro dia, en una calle oscura, no vi el agujero que habia en el suelo y meti el pie de tal forma que di un rodillazo en el suelo.
Tuve tanta mala pata (literalmente) que me hice un corte en la rodilla tan enorme que tuvimos que ir de Urgencias y me dieron puntos. 
Por ser la rodilla, no he podido doblar la pierna - ya estoy bien, pero la verdad es que me sorprendio el daño que senti los dos primeros dias.
Todo bien, ya dejo las muletas mañana y a correr.