lunes, 11 de julio de 2011

Carbon tax (Impuesto del Carbono)

Algo extraordinario está sucediendo en Australia.
El gobierno ha anunciado el nuevo impuesto sobre el carbono o contaminación (carbon tax) con un comunicado y conferencia de prensa este fin de semana.
El tema está dando que hablar desde hace años, ya que es uno de los mayores factores de discusión entre los partidos políticos en Australia. 
La verdad es que en el resto de políticas tanto los Liberales como los Laborales son casi idénticos, pero el tema del impuesto del carbono lleva a debate.

En Wikipedia:
El impuesto sobre el carbono es un impuesto medioambiental sobre la emisión de dióxido de carbonogas de efecto invernadero, que pretende limitar su uso. (...) 
El impuesto es una opción abierta para los países comprometidos en reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, por ejemplo, mediante el Protocolo de Kyoto. (...) 
El impuesto puede ser aplicado a nivel de los productos o, directamente en la producción y/o importación de combustibles fósiles, que emitirán dióxido de carbono al ser consumidos.
El impuesto sobre el carbono es complementario del principio de los bonos de carbono (negociables a través de un mercado de carbono): el impuesto impone un precio fijo a cantidades libres, las cuotas fijan las cantidades, pero dejan variable el precio.1Ambos sistemas pueden coexistir, el impuesto permite implicar a numerosos pequeños emisores de CO2 muy dispersos, a los que es difícil ponerles una cuota.
En 2009 países como DinamarcaFinlandiaNoruegaSuecia, o la provincia canadiense de Columbia Británica ya aplican algún tipo de impuesto sobre el carbono, a veces parcial, y otros como Francia, han anunciado que lo implantará en 2010Nueva Zelanda ha establecido un mercado de intercambio de cuotas de emisión. La aplicación varía pues entre los diferentes países.

Yo estoy a favor, en principio.
Creo que tenemos que liderar la protección del medio ambiente y el planeta desde los Gobiernos; pero también creo que hay mucho por hacer, y que un impuesto no garantiza el cuidado del medio ambiente.
Tenemos que ser nosotros, los ciudadanos los que pensemos en nuestro planeta, en los que vendrán detrás nuestro y en nuestros recursos naturales.



Ayer vi a una señora muy bien vestida con sus hijos adolescentes dejando su vasito vacío del McDonalds en un stand de alfombras mientras esperaba en la cola para pagar en Ikea - en vez de llevárselo con ella y ponerlo en la basura.
Además de ser un poco marrana, no pensó en los residuos que uno deja esperando a que otros los recojan. Me pregunto qué ejemplo le da a esos adolescentes, y como se comportarán cuando sean adultos.
Seguramente como ella, o quizás peor.


Cada uno pone su granito de arena, y todo empieza con acciones pequeñas.