martes, 7 de junio de 2011

Sabor antártico

Dicen los periódicos que hoy en Melbourne vamos a tener un poco de Antártica en casa.
Tenemos un frente de borrasca que viene, directamente de la Antártica.
Uno no sabe lo que eso significa hasta que se viene a vivir a Melbourne.
No es que haga mucho frío en general, en esta ciudad. 
Lo que es impresionante es lo repentino que llega el frío y quizás eso sea lo más difícil, porque el tiempo no es consistente y el cuerpo no se acostumbra al cambio.


De pronto, viene un viento del desierto australiano y te torras vivo, como que viene una ventolera de la Antártica y te quedas petrificado de frío.
Ahora mismo, nos toca lo último. Estamos en invierno, claro.


En las colinas no muy lejos de casa se han levantado a -6C. Nosotros a 3C.
Hace un rato ha caido granizo, hielo literalmente.
Y es lo que digo, no es que haga más frío que en otros sitios. 
Es lo repentino de este frío. Mañana estaremos a 20C, ya veréis.

1 comments:

monica dijo...

Mamma mia, k horror! nosotros estamos ahora de vacaciones x Asturias y hemos pasado de estar a casi 30 grados en bcn a 15aprox x aki, y eso k hemos tenido suerte y "aun" no nos ha diluviado, a ver! mñn nos pasamos a ver a May un par de días.