martes, 29 de junio de 2010

Singapore

Singapur en castellano, o Singgars en coloquialismo australiano.
Aquí estamos, desde hace unas 36 horas y nos queda el día de hoy.

La verdad es que estoy encantada con Singapur.
Quizás sea la ciudad más limpia que he visto nunca - y hay un despliegue de lujos para los que se lo pueden permitir. Hemos visto gente que vive muy bien, a todo lujo.
Lo cual nos hace pensar que quizás la crisis no haya llegado, como muchos dicen, a Asia y Oceania, al fin y al cabo.

La construcción está que no para en esta ciudad/país - los rascacielos más increibles van hacia arriba, a medio camino por acabar y la ciudad está sumergida en frenética actividad.
Trabajadores de la construcción por todos lados.


También hay gente más humilde, está claro. Pero parecen felices.

Hemos intentando evitar visitas a sitios comerciales, centros de compras, rascacielos y demás.
En nuestra lista de cosas por ver hemos puesto el barrio chino, el barrio indio, mercados, paseos por el río, etc.
Está claro que mucha gente viene a Singapur a comprar la cámara de fotos más barata, pero no estamos interesados en esas cosas.
La verdad es que por ahora encantados.


También ha ido bien el descanso al cuerpo, antes de nuestro vuelo de 14h al cuerpo, parada y 2h más a Barcelona.
Ya casi estamos :)