martes, 4 de agosto de 2009

Hay boda

Por cierto… creo que no lo he anunciado aqui todavia, pero me caso.
Al puro estilo australiano, antes de nuestras vacaciones, fuimos a cenar una noche y mi chico me pidio que me casara con el, despues de la entrega de un anillo...

Fuimos a un sitio cerca de casa, un restaurante tailandes que nos gusta mucho.
Fue una cena tranquila, y la verdad es que me arreglé un poquitin porque él iba bastante elegante y yo no queria ser menos. Os juro que no me olía nada.

Pues nada, al acabar de cenar me dice:

Paul: “Ya sabes que estoy pensando en comprarte un anillo, y he visto uno que me gusta bastante. Tengo una fotocopia del folleto aqui...”

Me lo enseña y yo lo miro.

Silvia: “Ui, que va. Esto es demasiado. Ni te lo pienses. No quiero nada tan caro, tiene muchas piedras este anillo”
Paul: “Ah, si? Pues yo pensaba que te iba a gustar”
Silvia: “Me parece demasiado, prefiero algo mas sencillo”
Paul: “Pues mira... ya que estamos... porque no lo miras directamente, y de paso te pido que te cases conmigo. Te quieres casar conmigo?”
Silvia: “Que??? Que dices? Me estas pidiendo que me cases contigo? No entiendo..."
Paul: “Si, te quieres casar conmigo?”
Silvia: “Si, si, claro!”

Y a partir de ahi, me puse a llorisquear, de alegria, claro. A lo que nos vieron las de la mesa de al lado.
Empezaron a aplaudir, y se giro todo el restaurante. Y empezaron a aplaudir todos en el restaurante!

En fin, que se enteró todo el mundo. Pero fue muy bonito, y muy gracioso.

Con el tema boda, me apetece es hacer algo muy pequeño. Seguro que alguien se me ofenderá, pero dicen que lo importante es lo que quiera uno.

3 comments:

Fco. Manuel Martínez Villar dijo...

¡¡¡Muchas felicidades wapi!!!!

La Miriya dijo...

Felicidades!!!!!Un beso

chispis dijo...

muchas felicidades, silvia! que pedida tan bonita te hizo paul :) seguro que haceis una celebracion muy especial. que sigais felices !!