viernes, 9 de enero de 2009

Un nuevo año

Ya estamos de vuelta al trabajo. Y estoy de un cansancio, y eso que solo es la primera semana. Ay, como cuesta volver al trabajo.

Las vacaciones han sido estupendas. Ha habido un poquitin de todo.
Familia, bueno de esto ha habido bastante. Hemos podido pasar bastantes ratos con los padres de Paul que son un encanto, y sus hermanas, y sobretodo mi sobrinito James que está hecho un terror y es una monada.

Tambien hemos coincidido con bastantes grupos de amigos que viven aqui en Western Australia. No quiero ni pensar el vino que he bebido, y es que con el rollo del veranito, vinito va, vinito viene - asi vamos.

Tambien hemos estado chapuzándonos en la playa y tomando el sol. A pesar de los tiburones.
Un dia por la mañana ibamos hacia la playa y la vimos plagada de helicopteros y barcas, porque un tiburón se habia comido a un hombre a unos 500 metros de nosotros, a 30 metros de la orilla. Tiene tela la cosa.
Al dia siguiente salimos en la barca, y casi me dio un infarto cuando vimos 9 aletas. Pero menos mal, eran delfines.
La playa, estupenda - arenita blanca, aguas trasparentes,... una delicia.
Eso si, cuidado con los tiburones.

He dormido un monton, lo cual me hacia mucha falta - asi que he vuelto la mar de tranquilita, pero me esta costando muchisimo lo de ponerme las pilas.

Asi que todo muy bien - os pongo fotos este finde!

1 comments:

monica dijo...

Madre mia nena, k cague!alli eso upono k mucha noticia no es, y no es tan fuerte como aki, madre mia!!Pobre hombre.